Imprimir

Secundaria Rural garantiza el desarrollo de los jóvenes desde sus comunidades

on .

A más de veinte kilómetros del casco urbano del Municipio de Tipitapa, medical se ubica la escuela Aminta Sandoval, sovaldi donde se imparten desde hace un mes y medio las asignaturas correspondientes al Programa de Educación Secundaria Rural, lo cual ha sido todo un éxito para los 46 estudiantes que se han matriculado en este centro al que asisten jóvenes de las comunidades de Coloma, Santa Bárbara y Pueblo Nuevo.

A pesar de que el centro se ubica en uno de los sectores más rurales de este municipio, los jóvenes protagonistas señalan que la oportunidad que les brinda el gobierno central, a través del Ministerio de Educación, es muy gratificante ya que esto les permite seguir avanzando en las rutas de bienestar y prosperidad que se viven en nuestro país, gracias al trabajo del Gobierno, el cual está enfocado en mejorar la calidad de vida de la juventud y niñez. 

“Este es un beneficio para nosotros porque estamos continuando con nuestra educación, al traer la educación secundaria a esta escuela que está cerca de mi comunidad ya no tengo que viajar hasta Tipitapa para poder hacerlo, además me ahorro el dinero que tendría que gastar en transporte, además nos han entregado útiles escolares y los folletos que utilizamos en las clases” señaló Cairo González.

“Antes tenía que levantarme a las cuatro de la mañana para poder llegar a tiempo a clases porque tenía que viajar hasta la cabecera municipal, sin embargo ahora que las clases están en esta escuela de mi comunidad ya no tengo que viajar, ni levantarme tan temprano, además tengo la ventaja de poder hacer mis tareas durante toda la semana porque sólo los sábados venimos a clases”, expresó Pedro Guadamuz.

Otro de los grandes beneficios con los que cuentan los jóvenes estudiantes es la merienda escolar, la que es preparada por un comité de padres de familia que han asumido la responsabilidad de contribuir de esta manera a la educación de sus hijos, demostrando de así el modelo de responsabilidad compartida.

“Todos los que asistimos a las clases nos sentimos muy contentos y agradecidos con el gobierno, los maestros y la directora del centro, porque estamos recibiendo una educación de calidad, nos han entregado cuadernos, lápices y hasta disfrutamos de la merienda y un almuerzo, lo cual contribuye a nuestra educación porque al estar alimentados tendremos un mejor rendimiento académico, además el plan de estudios es completo y ahora el compromiso es nuestro, asumir con responsabilidad los estudios y finalizar el año escolar” añadió la joven América González.

Así mismo, la compañera Lilian Urbina, directora del centro escolar, destacó el apoyo y la participación de la comunidad organizada y los padres de familia, quienes han brindado seguimiento a los estudiantes y contribuyen a que la matrícula continúe aumentando.

“Los padres de familia se han sumado al proceso educativo y están colaborando con lo que es la preparación de la merienda escolar, y en cuanto al apoyo que nos está brindando el gobierno, ha permitido garantizar la educación de nuestros jóvenes de escasos recursos porque además de la educación ellos han recibido paquetes escolares así como la entrega del material didáctico”, manifestó.

“La alcaldía de nuestro municipio también se ha sumado a este hermoso programa educativo a través del aseguramiento del transporte de nuestros maestros quienes viajan desde Masaya y Tipitapa para venir a impartir los conocimientos a los muchachos, el éxito de este programa radica en la unidad de esfuerzos de todos los sectores involucrados”, enfatizó.

Las matriculas para el Programa de Educación Secundaria Rural continúan abiertas, es por ello que todo aquel joven que aún no ha ingresado a este curso lectivo puede hacerlo sin ningún inconveniente.