Imprimir

INTA y FAO desarrollan taller para la reducción de pérdidas y desperdicios de alimentos

on .

Fuente: El 19 Digital

El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), desarrollaron un taller internacional sobre la reducción de pérdidas y desperdicios de alimentos.

En este taller participaron docentes universitarios, docentes de Inatec y técnicos del Inta, quienes intercambiaron experiencias, y explicaron que las mayores pérdidas de alimentos se dan en distintas etapas de la cadena alimenticia: durante la cosecha, almacenamiento, distribución y consumo.

 

La doctora Raixa Llauger, Oficial de Agricultura de la Oficina Subregional de la FAO para Mesoamérica, indicó que en el taller se debatieron los enfoques de estimaciones de pérdidas y desperdicios de alimentos, a nivel global y nuestra región (América Latina y el Caribe).

“Aún se pierden y desperdician a nivel regional unos 127 millones de toneladas de alimentos, en una región donde todavía existen 34 millones de personas que padecen de subalimentación”, puntualizó la especialista.

En este sentido, explicó que esta región ya tiene avances y oportunidades para evitar pérdidas y desperdicios de alimentos, a través de las sinergias y articulaciones de países.

“Uno de los grandes desafíos que tenemos es cuantificar pérdidas y desperdicios de alimentos. De manera general, estamos enfocando la gobernanza, información y comunicación e investigación, innovación y tecnología”, refirió.

Llauger sostuvo que es importante para lograr la reducción de pérdidas de alimentos que existan alianzas entre lo público, lo privado y la sociedad civil, para enfrentar este gran desafío de la humanidad.

“Desde nuestros hogares podemos contribuir a disminuir ese desperdicio de alimentos. Desde nuestra mirada de FAO, en nuestra organización hemos puesto las experiencias de los países que están trabajando en este tema”, dijo.

La compañera Nelly Betanco, de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Ingeniería(UNI), sostuvo que es necesario buscar cómo reducir pérdidas y desperdicios en alimentos, desde mercados, el hogar, la escuela, y todo espacio de convivencia.

El compañero Marlon Lira, Técnico de Poscosecha del INTA, indicó que los productores nicaragüenses, para reducir el porcentaje de pérdidas, utilizan estructuras de almacenamiento y caseta de secado (en el caso del maíz); y para las hortalizas y frutas aplican las normas de inocuidad en campo.